sábado, 13 de agosto de 2016

¡Un día en PortAventura Park! (Parte 1)

¡Bienvenidos de nuevo a JJParques! Por fin llega nuestro análisis del parque temático más visitado de nuestro país: PortAventura. En esta primera parte de nuestro reportaje analizaremos 3 de las áreas del parque: Mediterrània, un tranquilo pueblo costero catalán; Polynèsia, la zona más exótica del parque y China, la zona más majestuosa presidida por sus dos grandes coasters: Shambhala y Dragon Khan. ¿Nos acompañas? ¡Pues sigue leyendo y descubre PortAventura!



PortAventura es un parque temático situado en la Costa Daurada, en la provincia de Tarragona; concretamente entre los municipios de Vila-Seca y Salou (comarca de El Tarragonès).
Se inauguró en la primavera del año 1995 bajo el nombre de Port Aventura y la planificación de Anheuser Busch (Creador de los parques Busch Gardens en EE.UU.) y del grupo Tussauds. En el año 1997, el parque fue adquirido por la multinacional Universal, lo que le hizo cambiar de nombre ("Universal's Port Aventura" y "Universal Mediterránea"). Pero en el año 2004 el parque volvió a cambiar de manos; ésta vez La Caixa se hacía con el parque, eliminando la marca Universal del nombre. La gestión de la caja de ahorros duró hasta el año 2010, en el que el fondo de inversión Investindustrial se hacía con el parque hasta la actualidad.

Después de ésta breve introducción de la historia del parque, vamos a comenzar nuestra visita a las tres primeras áreas:

Mediterrània

Los pegadizos jingles del parque empiezan a sonar, vemos fuentes y casas blancas o de piedra y al fondo, el lago del parque (que representa el mar Mediterráneo): bienvenidos a la Mediterrània. Al pasear por la orilla del lago, podemos encontrar a nuestra derecha algunos de los edificios más icónicos, como la tienda principal del parque (Records de Port Aventura), el restaurante de servicio a mesa principal (Racó de mar) y otros edificios de un típico pueblo catalán de orillas del Mar Mediterráneo, como el teatro, la plaza mayor...















Pero la tranquilidad de este pueblo costero se ve interrumpida por el rugido de Furius Baco, la primera gran coaster que nos encontramos en el parque.
Furius Baco es una wing launched coaster (una aceleradora alada, con trenes en paralelo a las vías) tematizada en el mundo vinícola en general, e inaugurada en 2007 por Valentino Rossi.
Después de un simple pre-show, acelera de 0 a 135 kms/h en 3,5 segundos para después introducirnos en curvas, twisties, un in-line twist (un giro de 360º con inversión) y finalmente, los brakes finales.
Antes de nada, Furius Baco NO es buena. Es brusca, traquetea, vibra, te da golpes y tiene un recorrido tremendamente simple. Aún así, es muy intensa, y eso, si consigues encontrar un buen sitio (primera o segunda fila) hace que la coaster sea disfrutable (sobre todo la primera aceleración, que es brutal). En resumen, móntate en primera o segunda fila para disfrutar la montaña rusa porque si no saldrás "furioso" de la coaster. (Por supuesto, nos reservamos los detalles para analizarla en un próximo nuevo capítulo de "Análisis de Coasters")
















Ya hemos conocido un pintoresco pueblo catalán, hemos sentido la furia del dios del vino en nuestras propias carnes, y es el momento de poner rumbo a un nuevo mundo:

Polynesia

"Aloha Polynesia" es como nos recibe la parte más exótica del parque. La vegetación es cada vez más frondosa, los efectos de agua se multiplican, y la paja cubre los tejados de las cabañas que pueblan el área. De nuevo, a nuestra derecha observamos un cartel que reza "Tutuki Splash": estamos entrando en el gran volcán de Polynesia que aloja la big splash del parque.
A pesar de ser un modelo de atracción repetido hasta la saciedad en los parques de España (big splash de Intamin, con barcas de gran tamaño y peso que generan una gran ola al llegar de la caída), éste presenta algunas diferencias. Tiene dos caídas, una de ellas de menor tamaño; y en la de gran tamaño podemos encontrar un "mini-camelback" que nos hace levantarnos muy poco de nuestro asiento.















Una vez empapados, y vueltos a secar, gracias al barco "Kon-Tiki Wave", observamos el único espectáculo del parque que ha sabido mantenerse desde el día de su inauguración hasta la actualidad: Aves del Paraíso. En nuestra opinión, el éxito del show radica en la mano del presentador (Paco Navarro) con los pájaros y en su habilidad de conducir muy bien el espectáculo y darle un buen tono de humor y espectacularidad.
Pero antes de abandonar el área, nos dirigimos hacia Sea Odissey, atracción que ha sido protagonista de una de las mayores polémicas en la historia del parque: la antigua atracción Sea Odissey, fabricada y diseñada por Universal, con una calidad máxima y probablemente una de las mejores del parque, ha sido ELIMINADA y sustituida por Ice Age 4-D, un simulador sobre la famosa película. Ha desaparecido cualquier rastro de viaje submarino (y también de calidad en la ride) para dejar paso a un simulador más que corriente repleto de bellotas y estalactitas. ¿Es una atracción correcta para familias? Sí, pero desde luego eliminar Sea Odissey ha sido uno de los mayores errores que haya podido cometer el parque.








China

Cruzando por un arco nos transportamos a la China imperial, donde Lotus Palace, la tienda principal del área nos recibe. Dejamos a un lado un pequeño espacio de atracciones infantiles, también con temática china, y "Cobra Imperial", una spin-ride familiar; para cruzar la Gran Muralla China. (Consejo: es uno de los mejores lugares para hacerse fotos con Dragon Khan y Shambhala de fondo)
A continuación, nos encontramos la típica plaza de China, con el Teatre Imperial a nuestra izquierda, un puesto de restauración detrás nuestro y a nuestra derecha, las dos grandes coasters del parque, a escasos metros la una de la otra.
Lo mejor siempre se deja para el final, por eso vamos a comenzar por Dragon Khan. Ésta coaster sit-down de B&M fue y sigue siendo todo un icono de las coasters construidas en los años 90. Sus 8 inversiones siguen dejando a los visitantes boquiabiertos, y es una coaster más que aceptable, aunque sus 21 años y 3 trenes le han pasado mucha factura: los años se empiezan a notar y la coaster vibra un poco, incluso te llegas a dar un golpe en algún punto. Aún así, merece la pena y nos la reservamos para "Análisis de Coasters"




















Por fin llegamos a la que es, a nuestro juicio, la mejor coaster del parque. Pasamos un arco de entrada y un cartel informativo nos da la bienvenida a Shambhala: una antigua leyenda de los montes de Nepal, promete un felicidad y eterna juventud en un paraíso budista a quien se atreva a entrar.
Los jeeps mexicanos tibetanos cubiertos de nieve nos introducen a la que será una aventura surcando los cielos: a nuestra izquierda, entramos en Shambhala, la hyper coaster más alta de Europa, facturada por B&M. Rapidísima carga (en la estación hay un cronómetro que cuenta atrás desde un minuto), subimos el lift de 76 metros y caemos en picado 78. Después de un túnel, 5 camelbacks y un speed hill en los que volamos de nuestro asiento experimentando un gran ejector airtime; llegamos de nuevo a la estación, y lo único que podemos decir es que la experiencia ha sido brutal y muy buena. (Consejo: si quieres saber más acerca de Shambhala, lee ahora pinchando aquí nuestro primer episodio de Análisis de Coasters, en el que hablamos de ella. ¡No te lo pierdas!)

















Después de ésta obra maestra de B&M, unos elefantes y de nuevo un arco de entrada nos dan la bienvenida a Angkor, la novedad 2014 del parque, consistente en un splash-battle. Los pasajeros se sientan en barcas de 8 personas y realizan un recorrido por el reino perdido de Angkor, mientras que se encuentran con otras barcas por el camino. No es mala novedad y tiene un theming más o menos bueno, pero al mini-área le falta vegetación y la atracción se hace aburrida a tramos.
















Y con Angkor, nos despedimos de ésta primera parte de PortAventura Park. ¡No te pierdas la segunda entrada, en la que hablaremos de SésamoAventura, el área infantil del parque; Far West, el área más grande, donde analizaremos Stampida; México, donde valoraremos la espectacular Templo del Fuego y la caída libre Hurakán Cóndor; y por supuesto, nuestra opinión, donde os contaremos qué opinamos sobre el parque, sus precios, sus servicios... ¡Estate bien atento para descubrir la segunda parte del parque!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios se deben publicar SIEMPRE con respeto. Si un comentario no es respetuoso con la comunidad, será eliminado inmediatamente. JJParques no se hace responsable de los comentarios que publiquen los visitantes.